Papeles

Papiroflexia, cine, video, deportes, acertijos, viajes, ... Todos vuestros comentarios serán bienvenidos !

miércoles, abril 19, 2006

Final de Copa

Que piensas que es mejor, jugar una final de copa y perderla o no jugarla?
Yo soy de la opinión que prefiero jugarla a pesar de existir la posibilidad de quedarte con cara de tonto al final del partido, tal como ha ocurrido en esta última ocasión.
En los últimos 20 años he pasado momentos muy buenos viendo finales de copa...

26 de Abril de 1986, como regalo de cumpleaños fui a ver al Calderón la final de copa del Rey entre el Zaragoza y el barcelona, por supuesto el barcelona era superfavorito ya que solo 10 días después también disputaba la final de la copa de Europa en Sevilla frente al Steaua, finalmente perdió las dos finales y no metió ni siquiera un gol entre los dos partidos, prorroga y 4 penaltis !!!
De esa final de copa el recuerdo que se me quedó mas grabado fue el del gol del principito Rubén Sosa, fue de una falta lejana que pegó en la barrera y entro suavemente mientras el portero hacía esfuerzos en vano de llegar al balón, ese gol lo recuerdo porque me dio la impresión de verlo como en cámara lenta, otro recuerdo que tengo fue el tocar la copa cuando el capitán del Zaragoza Señor bajaba por el pasillo que formamos los aficionados, incluso se me puede ver en las imágenes de la tele en ese momento.

Hubo que esperar 7 años hasta la siguiente final, en 1993 nos tocó el madrid, en Mestalla otra vez no éramos favoritos y se notó, sobre todo por el tema arbitral, este fue el famoso partido de "Urio campeón", ese era el grito que salíamos diciendo todos los aficionados del Zaragoza después del robo que nos hizo ese árbitro.

El año siguiente 1994 ya nos clasificamos otra vez para la final, esta vez éramos favoritos, fue contra el Celta en el Calderón, no fue fácil conseguir las entradas, nos juntamos un grupo de amigos para hacer noche frente a las taquillas, por cierto bastante mal organizadas por lo que nosotros nos encargamos de repartir numeritos para intentar que no se colase nadie, salimos en El Heraldo como los "organizadores de la cola", aunque no evitó que hubiese lío en el reparto (aunque menos del que se hubiese formado si no llegamos a actuar nosotros).
Fue un partido bastante malo que llegamos a los penaltis, Cedrún paró el penalti lanzado por Alejo y en el último lanzamiento Higuera marco el gol definitivo, fue una explosión de alegría que provocó el abrazarme con todo el que tenía cerca.

Como campeones de la copa de España al año siguiente jugamos la Recopa y como no, con la racha que llevábamos también llegamos a la final, en semifinales eliminamos al Chelsea y en Paris nos enfrentamos al Arsenal, el 10 de Mayo de 1995 se produjo el famoso gol de Nayim en el último minuto de la prórroga, ese fue un momento mágico casi imposible de repetir, dudo que vuelva a tener nunca una sensación parecida a la de ese momento cuando se estiró Seaman hacia atrás intentando llegar al balón, mientras el balón iba por el aire yo recuerdo haber pensado que Nayim lo había hecho muy mal porque en la otra banda estaban solos Pardeza e Higuera y él había desperdiciado la que posiblemente era la última ocasión del partido, pero al ver acercarse el balón a portería nuestra cara fue cambiando de expectación a asombro a incredulidad a alegría en pocas décimas de segundo, al ver al portero dentro de su portería nos preguntamos todos si el balón había entrado y al saber que había sido gol la euforia saltó, así se convirtió en el momento más mágico que se pueda haber vivido en un campo de fútbol.

Hasta el año 2001 no conseguimos llegar a otra final de copa, de nuevo contra el Celta, en el estadio olímpico de Sevilla, esta vez el favorito era el Celta, además era final impar (9ª final de copa del Zaragoza) en año impar (2001) por lo que todas las supersticiones zaragocistas las teníamos en contra, los aficionados del Celta actuaban antes del partido como si ya hubiesen ganado, incluso se adelantaron en el marcador, pero los zaragocistas a pesar de ser menos en número empezamos a animar muy fuerte y conseguimos remontar hasta finalmente ganar por 3-1

Después de un breve paso por segunda división el año de nuestro retorno a primera ya nos metimos de nuevo en la final de 2004, contra el madrid en el estadio olímpico de Montjuic, por supuesto que los galácticos del madrid eran los superfavoritos, incluso el impresentable madrididista Manolo Lama de la cadena ser se atrevió a decir que para que la final estuviese un poco mas igualada Casillas debería jugar con el Zaragoza porque sino el Zaragoza no tendría nada que hacer. A pesar de todo nos presentamos a jugar la final, como no otra vez hubo lío con el reparto de entradas, incluso me había quedado sin entrada para la final, pero después de escribir una carta de protesta al club me consiguieron la entrada, el partido fue uno de los mejores que he visto por intensidad, emoción y buen juego, y con el gol de Galleti en la prórroga se volvió a desatar la alegría, sobre todo por haber ganado a los "galácticos", a la salida del estadio pude ver en un coche al presidente de barcelona que casi estaba tan contento como nosotros, a pesar de haber sido eliminado el barcelona en cuartos de final de ese año por el Zaragoza.

Por último la final de este año 2006, el 12 de abril, justo 20 años menos 2 semanas después de mi primera final, habiendo jugado y ganado muchas finales entre medio, con mucha más experiencia, y sensaciones unas iguales pero otras muchas distintas. Antes de entrar al estadio el ambiente era muy bueno, muchísima gente, mas que en ninguna otra ocasión, 35.000 zaragocistas, muchos asiduos a ver finales pero otros muchos primerizos en estas lides, lo cual se notó bastante después de entrar al estadio, la gente no animaba tanto como otras veces, sobre todo después de encajar el primer gol, creo que al pensar la gente que se era tan favorito no estaban preparados para dejarse el alma animando y el gol fue un mazazo, después de empatar si que se animó un poco la cosa pero no lo suficiente, el mejor momento fue durante un cuarto de hora de la segunda parte en la que no parábamos de atacar y a punto estuvimos de empatar, hasta el tercer gol del español la gente si que chilló y animó pero con la expulsión del portero se acabó todo.

En finales de baloncesto también tengo un par de experiencias, la primera en una final de copa en el antiguo "huevo" de Zaragoza, como de costumbre no éramos favoritos a pesar de jugar en casa, en semifinales eliminamos al Juventud y en la final al barcelona, como no también se me pudo ver en la tele ya que el sitio en el que me puse era muy bueno, centrado y justo delante de las cámaras.
Mi otra final de baloncesto fue la de la Recopa en Ginebra contra el Paok de Salónica, fue una vergüenza que dejasen que se colasen 6.000 griegos donde solo 3.000 venían con entrada, la sensación que tuve al entrar al "garage" donde se jugó ese partido también será irrepetible y es difícil de explicar, no me podía creer que en ese sitio se pudiese jugar un partido de baloncesto con 6.000 bestias griegos dando saltos, tirando de todo al campo y gritando como posesos, al igual que otros muchos seguidores del CAI yo también soy de la opinión que no hubo ningún muerto porque perdimos el partido, si por un casual llegamos a ganar esa final seguramente ahora recordaríamos ese partido por la cantidad de zaragozanos que habrían matado los griegos.

En resumen, después de muchas alegrías y tristezas en finales, ya estoy preparado para la siguiente, en los últimos 20 años el resultado no está nada mal, 4 ganadas y 2 perdidas en finales de copa mas la Recopa de París, los zaragocistas esperamos que los próximos 20 sean tan buenos e incluso mejores !

5 Comments:

  • At dom. may. 07, 02:31:00 a. m. 2006, Anonymous el del mañicomio said…

    No soy muy futbolero, es más, no entiendo como pueden despertar esas pasiones 22 tios en pantalón corto tocando las pelotas en un campo de hierba, pero parece que lo de ir como favoritos le sienta muy mal al zaragoza.

     
  • At jue. may. 18, 12:42:00 a. m. 2006, Blogger la_tortuga_casiopea said…

    En Valencia vi jugar a dos perros al fútbol en la plaza de la catedral. Un labrador negro y un pastor alemán. Lo hacían de miedo y disfruté mucho más jugando con ellos y con el grupillo de gente que viendo el truño de final de copa de esta noche.
    Comprenderás que se me revuelvan las tripas al haber visto cómo le robaba el Barsa al Arsenal la copa de Europa. Recuerda de qué colores era la pelota con la que tuvimos el percance en el parque de tu tocayo aquel día huracanado. Manda pelotas.
    Por educación daré la enhorabuena a los barcelonistas que llegaran a este punto (.) Al fin y al cabo el fútbol es un juego y como todo juego puede ser disfrutado cuando ambas partes respetan las reglas y se pone el cariño que has puesto tú al escribir tu entrada más locuaz.
    ¿Para cuándo algo sobre las bodas?

     
  • At mar. may. 23, 12:10:00 p. m. 2006, Blogger Flexiball said…

    Mañicomio, te entiendo, a mi cada vez se me quitan mas las ganas de seguir el futbol, sobre todo por culpa de arbitros y periodistas.

    Casiopea, a ti tambien te entiendo, a mi mas que revolver las tripas me dio mucho por saco el resultado de la final, desde entonces intento no ver nada de deportes por la tele ni escuchar la radio, y eso que me tocó ir a barcelona un par de dias despues de ese fatidico momento!
    Espero que ya se les haya pasado un poco y ademas como empieza el mundial se olvidaran de momento de la copa de europa.
    Tomo nota de la sugerencia, haré un capitulo dedicado a esos otros fatidicos momentos... las bodas!

     
  • At vie. jun. 09, 04:00:00 p. m. 2006, Anonymous Anónimo said…

    Respondiendo a tu pregunta inicial, siempre siempre siempre preferiré llegar a la final.

    Aunque sepamos desde el principio que el favorito es el rival.
    Aunque vayamos un tanto por detrás en el marcador todo el rato.
    Aunque haya que jugar prórroga y llegar a los penaltis o al gol de oro.
    Aunque el árbitro no recuerde que ambos equipos merecen las mismas oportunidades, por algo han llegado a la final.
    Aunque haya que dajarse la piel y mandar a la mierrrda a la madre que lo parió.
    Aunque entre expulsiones, lesiones y botellazos acabemos con 10 jugadores menos.
    Aunque el pulgar sentencie muerte y el viento se lleve todos los pétalos que la afición había lanzado desde las gradas al comienzo del partido.
    Aunque el tiempo acabe diluyendo el esfuerzo y la ilusión entregadas.
    Aunque dentro de 15 años dicho partido sólo sea un recuerdo que nos provoque una sonrisa, con o sin pena...
    Merece la pena llegar a la final, merece la pena terminar una maratón, merece la pena salir al escenario y merece la pena permanecer al lado de aquello en lo que crees y de aquellos a quien quieres.

    Y qué más da si perdemos.
    Sólo era un partido.
    Habrá muchos más.

    Un beso enorme.
    Me voy a ensayar.

    "Winning a battle, losing the war"
    by Kings of convenience, CD I

     
  • At dom. jul. 02, 10:00:00 p. m. 2006, Blogger Flexiball said…

    La selección española no me pone...

    Ahora que está la "fiebre" por el mundial tengo que reconocer que no me motiva nada el ver un partido de España, si tengo que elegir entre que España gane el mundial o que el Zaragoza llegue a una final de copa, sin dudarlo elegiria al Zaragoza.
    Ya se que esto no está muy bien visto entre los futboleros españoles pero es lo que siento.
    Aunque también tengo que reconocer que cada vez soy menos futbolero, los árbitros, periodistas, directivos tienen mucha culpa de esto.

     

Publicar un comentario

<< Home